Pastoral
NECESITO PDF Imprimir Correo electrónico
Viernes 02 de Enero de 2015 21:41

Necesito
tu presencia, un tú inagotable y encarnado
que llena toda mi existencia,
y tu ausencia, que purifica mis encuentros
de toda fibra posesiva.


Necesito
el saber de ti que da consistencia
a mi persona y mis proyectos,
y el no saber que abre mi vida
a tu novedad y a toda diferencia.

Necesito
el día claro en el que brillan los colores
y se definen los linderos del camino,
y la noche oscura en la que se afinan
mis sentimientos y mis sentidos.

Necesito
la palabra en la que te dices y me digo
sin acabar nunca de decirnos,
y el silencio en el que descansa
mi misterio en tu misterio.

Necesito
el gozo que participa de tu alegría,
última verdad tuya y del mundo,
y el dolor, comunión con tu dolor universal,
origen de la compasión y la ternura.

Benjamín G. Buelta, sj

 

 

 

 
ENCUENTRO DE JOVENES PDF Imprimir Correo electrónico
Viernes 18 de Octubre de 2013 13:29

Entre 25 y 27 de octubre se realiza el encuentro de jóvenes en el seminario del Verbo Divino.

Una experiencia que es acompañada por Verbitas, Misioneras Siervas del Espíritu Santo y algunos jóvens laicos/as.

Llegan delegaciones provenientes del norte y sur del país, donde hay presencia misionera de nuestra familia Religiosa.

 
AMISTAD PDF Imprimir Correo electrónico
Miércoles 26 de Junio de 2013 22:35

 

Y tu donde te ubicas con tus amigos/as?

 
Invocación al Espíritu Santo PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 16 de Mayo de 2013 21:39

 

 

Dulce Espíritu Santo, invádenos.

Dulce Espíritu Santo, invádenos.Dulce Espíritu Santo, tómanos

Dulce Espíritu Santo, pósate sobre nosotros.Dulce Espíritu Santo, defiéndenos.

Dulce Espíritu Santo, transfórmanosDulce Espíritu Santo, vivifícanos.

Dulce Espíritu Santo, glorifícanos.

 

 Espíritu de los siete dones, revístenos con tu unción.

Revístenos con tu unción.Espíritu del santo temor, danos la paz.

Espíritu del santo temor..

 

 Espíritu de fuerza, danos la gloria

Espíritu de ciencia, danos sencillez.

Espíritu de piedad, danos confianza

Espíritu de consejo, danos consuelo.

Espíritu de inteligencia, danos la luz.

Espíritu de sabiduría, danos amor.

 

 Espíritu de santidad, no te alejes de nosotros.

Espíritu de Santidad, ven y desciende sobre nosotros.

Espíritu de Santidad, ven y cura nuestras heridas.

Espíritu de Santidad, ven y abraza nuestras almas.

Espíritu de Santidad, ven y cura nuestros cuerpos.

Espíritu de Santidad, ven y perdonas nuestros pecados.

Espíritu de Santidad, ven y aumenta nuestra fe.  

 Espíritu de Santidad, ven y derrama sobre nosotros el amor de Dios.

Espíritu de Santidad, ven y ayúdanos en nuestra debilidad.

Espíritu de Santidad, ven y refuerza nuestra comunión.  

 

Espíritu de gracia, conviértenos, Espíritu de gracia, conviértenos

Espíritu de verdad, instrúyenos, Espíritu de verdad instrúyenos.

Espíritu de libertad, libéranos.

Espíritu de unidad, haz que tengamos paz.

Espíritu de adopción, danos un corazón de niño.

Espíritu de vida, resucítanos.  

Espíritu de amor, consúmenos

 

 
Mensaje de Nuevo Año del Papa Benedicto XVI PDF Imprimir Correo electrónico
Domingo 06 de Enero de 2013 20:10

 

...Es en este nombre que estamos aquí reunidos. Saludo cordialmente a todos los presentes, empezando por los Ilustres Embajadores del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede. Saludo con afecto al cardenal Bertone, mi Secretario de Estado, y al Cardenal Turkson, con todos los componentes del Consejo Pontificio Justicia y Paz; estoy particularmente agradecido a ellos por su empeño en el difundir el mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, que este año tiene como tema: "Bienaventurados los operadores de la paz".

 

No obstante el mundo esté aun lamentablemente marcado por "focos de tensión y de contraposición causados por crecientes desigualdades entre ricos y pobres, por el prevalecer de una mentalidad egoísta e individualista expresada por un capitalismo financiero disoluto", además de diversas formas de terrorismo y de criminalidad, estoy convencido que "las múltiples obras de paz de las que el mundo es rico, testimonian la innata vocación de la humanidad hacia la paz. En cada persona el deseo de paz es aspiración esencial y coincide en cierta manera, con el deseo de una vida humana plena, feliz y bien realizada. El hombre está hecho para la paz que es don de Dios. Todo esto me ha sugerido de inspirarme para este Mensaje en las palabras de Jesucristo; Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios (Mt 5,9)" (Mensaje, 1). Esta bienaventuranza "dice que la paz es don mesiánico y obra humana al mismo tiempo... Es paz con Dios, en el vivir según su voluntad. Es paz interior consigo mismo, y paz exterior con el prójimo y con todo lo creado" (ibid., 2 y 3). Si, la paz es el bien por excelencia a invocar como don de Dios, y al mismo tiempo, de construir con cada esfuerzo.

 

Nos podemos preguntar; ¿cuál es el fundamento, el origen, la raíz de esta paz? ¿Cómo podemos experimentar en nosotros la paz, a pesar de los problemas, las oscuridades, las angustias? La respuesta nos viene dada de las Lecturas de la liturgia de hoy. Los textos bíblicos, sobretodo aquel pasaje de Lucas, hace poco proclamado, nos proponen contemplar la paz interior de María, la Madre de Jesús... 

Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 6